SkyTeam Cargo Iniciativas Medioambientales

La preocupación de SkyTeam Cargo por las necesidades de sus clientes y, como consecuencia, la calidad de servicios que brinda también denota su compromiso con la protección del medioambiente. Todos los miembros de la alianza ya han tomado muchas medidas para reducir el impacto medioambiental adverso y seguirán haciéndolo en el futuro.

Una actividad concreta que apunta a la reducción de emisiones es la modernización de la flota. Todas las aerolíneas están a favor de las aeronaves de nueva generación con menores niveles de ruido y emisiones en la atmósfera. La renovación de la flota es fundamental para la reducción de ruido y para que los vuelos sean lo más limpios posible.

Por ejemplo, Air France-KLM está invirtiendo en los aviones comerciales más ecológicos de la historia. Recientemente adquirió el Boeing 777F, cuyo consumo y emisiones CO2 son un 18% menores que los del Boeing 747-400, y es el avión de carga de menor consumo de combustible en el mundo. El mismo principio se aplica a los nuevos Airbus A330 y A320 de Alitalia. Esta aeronave, que tiene el logo "ecológico" verde de la compañía, cumple con las normas internacionales más avanzadas. Estos aviones están equipados con lo último en tecnología y los motores más eficientes, reduciendo el ruido y mejorando el consumo de combustible. Korean Air continúa aumentando su flota de transporte de carga con el lanzamiento de aviones B747-8F, B777F, aeronaves ecológicas de alta eficiencia. Sus flotas también incluirán el A380, con un peso de despegue máximo un 40% mayor que el del B747, y el B787, el primer avión privado en emplear un material compuesto de carbono liviano sobre todo el fuselaje. Delta opera una de las flotas más jóvenes del mundo. Su flota del 2009 consume, en promedio, un 35% menos de combustible que su flota del año 2000. Czech Airlines también se preocupa por el medioambiente y en los últimos años ha reconfigurado su flota, reemplazando las viejas aeronaves por aviones nuevos, certificados según las normas internacionales para categorías de menor ruido. China Southern Airlines ha venido defendiendo la idea de Green Flying innovando de forma activa su flota siguiendo los designios ecológicos, renovándola, optimizando las rutas de vuelo y recortando las emisiones de gas de efecto invernadero. China Southern Airlines ha eliminado más de 20 aeronaves MD 82 antiguas y de gran consumo de combustible, y ha introducido aeronaves de gran eficiencia, tales como el Airbus A320 y Boeing 737-800.

Todos los miembros de SkyTeam Cargo se han comprometido a participar en una variedad de actividades y proyectos, tanto en tierra como en el aire, para proteger el medioambiente. Los siguientes son algunos ejemplos:

  • Ahorro y protección del agua, particularmente para el mantenimiento de aeronaves y motores
  • Ahorro de energía mediante la instalación de paneles de energía solar (por ejemplo, Delta se unió a Port of Portland y su cliente Nike para instalar los paneles para proveer la energía para la tienda de Nike en el Aeropuerto de Portland) o conservando energía cambiando los equipos electrónicos por equipos más nuevos y apagando los equipos cuando estén fuera de uso
  • Protección del aire minimizando la emisiones a la atmósfera que son producto de actividades en áreas técnicas y aeropuertos ('circulación en pista/fases en espera') o mediante la instalación de pequeñas alas en la flota (como se hizo en la flota completa de B737 de Aeromexico y en muchos de los 737, 757 y 767 de Delta), ayudando a reducir las emisiones de monóxido de carbono considerablemente. Delta ha empleado más de 1200 vehículos eléctricos para servicios en tierra, todos de emisiones cero, para reducir la contaminación y disminuir la huella de carbono en general. China Southern ha desarrollado su propio Análisis de rendimiento de despegue en tiempo real, el primero en su clase en China, que se ha puesto en funcionamiento en algunas aeronaves Boeing 777-200 y Boeing 737-800.
  • Utilización de materiales reciclados como madera, plástico y fibras de carbono (las baterías para los envirotainers también se reutilizan en la medida de lo posible)
  • Participación en el programa de transporte electrónico de IATA; transporte aéreo sin papel, que reducirá el desperdicio y las emisiones de CO2
  • Iniciativas de reducción de peso de las aeronaves y la utilización de contenedores de Kevlar y otras fibras livianas que aligeran el peso y permiten utilizar menor cantidad de kerosene durante el vuelo, generando de esta manera menos emisiones de CO2. Además, China Southern también ha despintado completamente algunos aviones de las series B737CL, B757, B777 y A320, lo que reduce el peso de las aeronaves y además ayuda a reducir la fricción, que a su vez reduce el consumo y descarga de combustible.
  • Investigación y desarrollo de 'combustibles alternativos' que reduzcan el impacto en el medioambiente.

Un ejemplo concreto de este enfoque ecológico es el servicio de compensación de CO2 que Air France-KLM Cargo ofrece a sus clientes y que permite tanto a las agencias de transporte como a los transportistas obtener información detallada sobre la emisión de CO2 de sus envíos y la posibilidad de compensar dichas emisiones. La contribución de compensación se invierte completamente en proyectos de creación de energía eólica, hídrica o solar con un certificado Gold Standard, que garantiza proyectos de primera calidad en el mercado del carbono y que son auditados por terceros.
Durante once años consecutivos, el Índice de Sustentabilidad Dow Jones (DJSI)*, el mayor índice internacional que evalúa a las empresas por su rendimiento en términos de responsabilidad social corporativa, posicionó a Air France-KLM como líder en la categorías "Aerolíneas" en 2015. Por séptimo año, el Grupo también lidera el sector de "Transportes" en un sentido más amplio ya que incluye el transporte aéreo, por ferrocarril, marítimo y terrestre así como las operaciones aeroportuarias. Air France-KLM es uno de los 24 grupos más responsables del mundo, cada uno en su sector.
Aerolíneas Argentinas ha estado trabajando junto a Carbio (Cámara Argentina de Biocombustible) desde 2010 en el desarrollo de biocombustible para la industria de la aviación. El uso de biocombustible en este sector tiene como propósito principal reducir la emisión de gases del efecto invernadero y generar una fuente de combustible renovable y sustentable.

Además, todos los miembros se esfuerzan por crear conciencia personal sobre estos temas en todo el personal mediante la comunicación constante de la sensibilidad y cultura medioambiental. Como un ejemplo, a través de diferentes iniciativas, tales como alternativas para viajar al trabajo y programas de voluntarios, Delta alienta a sus empleados a tener conciencia ecológica, tanto en el trabajo como en su vida privada. China Southern ha desarrollado un sistema de administración de control de combustible y alienta a sus empleados a comunicarse activamente a través de distintas plataformas de información y compartir sus consejos para ahorrar combustible, incluyendo el sitio Web interno de control de combustible, plataforma SMS, y seminarios de control de combustible. Los esfuerzos de China Airlines se extienden más allá de los ahorros de combustible durante el vuelo. En 2012, China Airlines se asoció con el Industrial Technology Research Institute de Taiwán para llevar a cabo un estudio de factibilidad sobre el uso de vehículos eléctricos en los aeropuertos. Los datos operativos se utilizarán para introducir el uso de vehículos eléctricos en las operaciones de aeropuerto en el futuro.

Todos los miembros de SkyTeam Cargo se preocupan por los problemas del medioambiente y tienen como objetivo implementar y mejorar continuamente las políticas y sistemas de administración medioambiental. Estas políticas y sistemas se centran en lograr una reducción permanente del impacto directo e indirecto en el planeta provocado por las actividades del transporte aéreo. Por ejemplo, China Airlines comenzó a implementar el Sistema de gestión medioambiental ISO 14001 en 2012 para sincronizar su modelo de protección medioambiental con los estándares internacionales. Aeroméxico firmó un contrato con la plataforma independiente para la comercialización de créditos de carbono MÉXICO2 para la compra de reducciones certificadas de emisiones (CER), también llamadas «créditos de carbono», para proyectos nacionales certificados según los estándares internacionales. MÉXICO2 facilita la adquisición y venta de CER y apoya la compensación de emisiones, con lo cual garantiza la transparencia de las transacciones en el mercado de carbono voluntario. Este acuerdo con MÉXICO2 significa que Aeroméxico ha adoptado las pautas de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) para compensar las emisiones de carbono, basándose en el compromiso establecido en 2005 para el crecimiento sin más carbono para 2020, y una reducción del 50% para 2050 con respecto a los niveles establecidos para 2005. 
China Cargo está utilizando bolsas de vuelo electrónicas (EFB) como reemplazo de los manuales de la cubierta de vuelo en los B777F a fin de reducir el peso. Los módulos de desempeño del sistema también están optimizados en el sistema de control de operación de vuelo, lo que elimina de los manuales los gráficos de desempeño de los aeropuertos de aterrizaje alternativos.

Para tratar de marcar una diferencia real, todas las aerolíneas deben afrontar este desafío juntas, dando el ejemplo en la industria aérea global. Para el futuro, su compromiso es continuar garantizando a los clientes un servicio de transporte que combina confiabilidad, seguridad y respeto por el medioambiente.