Vancouver lleva las salas de SkyTeam cada vez más alto